El mundo cambió para todos y los estudiantes de educación superior no se salvaron de esta realidad. No es un secreto que el encierro, la incertidumbre y las exigencias del día a día, en esta situación, afectan el sistema nervioso y anímico de las personas. Si a esto le sumamos el deber cumplir con los desafíos académicos, el escenario se vuelve aún más complejo.

La Universidad de Valparaíso elaboró un estudio titulado “Efecto del confinamiento en el contexto de la pandemia por covid-19 en la salud mental y recursos psicológicos de afrontamiento de estudiantes de educación superior”, el que concluye que  actualmente el 74% de los jóvenes que estudian alguna licenciatura o programa técnico en una institución de educación superior padece sintomatología depresiva moderada a severa, la que se relaciona con cuadros de ansiedad cuya característica es una tensión constante y sensación de querer estallar. A esto se suma que muchos estudiantes señalaron sufrir dificultades para dormir y falta de energías.

El estudio realizado por la Escuela de Psicología de la Universidad de Valparaíso contó con el apoyo de y aprobación del Comité de Ética del Instituto Milenio para la Investigación en depresión y Personalidad.

El estudio se realizó en base a una encuesta que se aplicó a los estudiantes entre junio y julio de 2020, la cual fue aplicada a 1.002 estudiantes de los cuales un 71% son mujeres, 27% hombres y 2% no binarios. El rango de edad comprende entre los 18 y 22 años y se trata de personas que viven en centros urbanos a lo largo de todo el país.

En cuanto al nivel socioeconómico, el 59% dijo pertenecer al grupo calificado como bajo, un 33% al nivel medio y 7% al nivel socioeconómico alto. Finalmente, un 78% pertenece a una institución estatal o pública y el 28% estudia en una privada.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *